Martina Martínez Tuya

 

       Las Cuatro Estaciones

 

 Cuatro viajes con un trayecto idéntico. Cuatro viajes en tren en horas, dirección y tiempos distintos.

                El paisaje es “eso otro” de uno mismo que está ahí para alejarse y para ensimismarse.

                El presente es el tiempo muerto del viaje, pero es, también, la vivencia a la acude el pasado y en la que puede fabularse el futuro.

  El movimiento de la conciencia es continuo. Conciencia hecha rememoración, sentimiento: vida en definitiva. Vida que surge gracias a la mirada cuando recrea de manera siempre distinta esos paisajes que el tren ignora, pero que se convierten en un todo sugerente y muy personal para la autora.

 

¿Desea leer un fragmento?

 

Principal     Narrativa     Obras técnicas     Biografía de la autora     Cómo contactar

 

 

. . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . .