Martina Martínez Tuya

 

 

 

Las vanguardias

 

Es, ha sido desde hace años, un tema obligatorio de la Literatura de COU y ahora en la de 2º de Bachillerato.

Es el primer tema y por lo mismo el que siempre tiene que darse.

Cuando todo el mundo estudiaba Historia y Literatura en dos partes: Antigua y Media, y, Moderna y Contemporánea, lo cierto es que el siglo XX tenía muy pocas posibilidades de ser estudiado. Siempre llegaba el calor y el agobio de los exámenes antes de que fuera posible pasar del 98.

Eso ha hecho que generaciones y generaciones sólo hayan estudiado aquello que más tarde, por propio interés o simplemente buscando otras informaciones, hayan tropezado con ello o ido a buscarlo.

El problema desde que es el primer tema de Literatura es que hay que estudiarlo a principio de curso. Justo cuando el alumno empieza la Historia de la Filosofía, si la empieza, justo cuando aún está en la Revolución Francesa y el principio del siglo XIX.

Conclusión: Las Vanguardias pasan a ser un tema anecdótico, lleno de ismos, de referencias a autores claramente desconocidos por los alumnos. Algo que no entienden, que no pueden entender y que queda ahí, muerto y parado salvo alguna brevísima referencia cuando estudian los autores españoles en grandes epígrafes.

Sin embargo no hay nadie que no haya oído hablar de Las Vanguardias. Todo puede ser “de vanguardia”. Cualquier arte, cualquier manifestación artística, por no mencionar el hecho de declararse “Vanguardista”, sin más explicación.

Yo quiero centrar mi conferencia de tal forma que podamos comprender el sentido de ese intento de ruptura que fueron las Vanguardias, sin excepción. Esa efervescencia, esa pasión rompedora, despreciativa muchas veces, no siempre tuvo un verdadero valor de progreso, de cambio.

 Cuanto más escandaloso y más violento el manifiesto   menos profunda la propuesta, menos aporta y menos dura.

Los movimientos vanguardistas, que se daban a conocer con un manifiesto, que procuraban hacer todo el ruido posible, se quedaron muchas veces en eso: en un manifiesto y en un poco de ruido.

 

Lo primero será situar esta especie de fiebre por la ruptura y el cambio:

Viene datándose a partir del 1910 para cerrarse después de la Segunda Guerra Mundial.

Las vanguardias son europeas. Su epicentro es Paris y allí se reúnen Los vanguardistas todos.

¿Qué sucedía en ese principio de siglo que no sólo dio lugar a las vanguardias sino a la Gran Guerra y más tarde a la Guerra Mundial?

               
 

 

 

Principal     Narrativa     Obras técnicas     Biografía de la autora      Otras conferencias      Artículos     Comentarios     Cómo contactar

 

. . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . .