Martina Martínez Tuya

 

 

 

La Cultura y la vida cotidiana

 

Empezaremos por el título. Palabras de lo más corrientes, pero palabras que tienen demasiados significados, incluido el no saber exactamente lo que significan, que es necesario explicar un poco.

Se dice: hay gente con cultura y sin cultura, con más y menos cultura, hay muchas culturas: hay quien las mide por el mismo rasero y quien hace valoraciones muy distintas. Se habla de contracultura, de aculturación, de fomentar, de promover la cultura. Hay hasta un Ministerio de Cultura (a veces unido a los deportes, a veces con Educación, a veces solo).

Hablamos de multiculturalismo, de pluriculturalismo; algo- en cualquier caso- complejo.

 Veremos algunos significados:

Para Herder : Kultur es el alma del pueblo, el flujo de la energía moral que da cohesión perfecta a una sociedad. Todos tendrían cultura y la misma cultura. La tendrían por el hecho de pertenecer a ese pueblo.

Los románticos alemanes Schelling, Schiller, Fichte, Hegel, Höderlin tenían un concepto de cultura muy similar al de Heder. Para ellos era la esencia definidora de una nación, una fuerza espiritual compartida que se manifiesta en todas las costumbres, creencias y prácticas de un pueblo.

Para ellos la cultura informa la lengua, el arte, la religión y la historia. Esto nos suena a nacionalismos y es normal: de esta idea bebieron los nacionalismos del XIX. Ser vasco, ser catalán, ser alemán era  como decirlo ya todo. Es como limitar al sujeto, pero es – también – darle una identidad sin que tenga que hacer nada, sin necesitar  ninguna clase de dotes, o de circunstancias especiales o de aprendizajes a no ser el del simple vivir.

Humbolt dirá: Cultura viene de cultivo. No todos la poseen porque no todos disponen del ocio necesario, la inclinación o la capacidad para aprender los elementos imprescindibles…

Estamos hablando de eso que también se denomina Alta Cultura y que se concretaría hoy en la cultura del racionalismo-ilustrado y cuyas bases son la Filosofía, la ciencia y la técnica, la ética y la estética.

Antes de seguir revisaremos para qué sirve la cultura – sea cual quiera que sea su concepción –.

 

La cultura sirve para la vida. Para vivir en un medio determinado.

                

 

 

Principal     Narrativa     Obras técnicas     Biografía de la autora      Otras conferencias      Artículos     Comentarios     Cómo contactar

 

. . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . .